Técnicas Reunidas. Resultados 1S 2018

  • Los riesgos de la producción pendiente de certificar siguen estando presentes.
  • Nada ha cambiado a mejor en TRE en el semestre y su precio sigue estando entre 23 y cero.

Técnicas Reunidas reduce la producción en el semestre un -14%. Al ver este dato pensé que habían empezado a sanear parte de los 2.000M€ de pendiente de certificar del balance y le he dado preferencia a TRE en el estudio.

Como decía en el informe base TRE tiene un pendiente de certificar próximo a los 2.000M€ que podrían ser pérdidas en todo o en parte. Esta cifra que ha sido dada como ingreso y en consecuencia ha influido en los beneficios que ha estado dando TRE en años anteriores, está en discusión con la propiedad. De aprobarse, los beneficios no sufrirán alteración, pero los flujos y la reducción de deuda darán un salto por el cobro de estos 2.000M€. De no aprobarse, nunca se cobrarán y tendrá que dar menos ingresos por la parte de los 2.000M€ que no sea aprobada y en consecuencia los cobros no se verán favorecidos y los resultados darán un vuelco que puede llegar a ser como máximo de esos 2.000M€ en pérdidas. Para una empresa que capitaliza en bolsa unos 1.500M€ y tiene un patrimonio de poco más de 400M€ estas pérdidas podrían ser mortales pues el patrimonio no puede absorber esas pérdidas y en el mejor de los casos tendría que hacer una ampliación de capital.

La empresa lleva varias presentaciones diciendo que los proyectos están en fase de ingeniería y no arrancan y de ahí no salen para justificar las malas cifras de ingresos y los malos resultados obtenidos en el año 2017 y en hasta el 1S 2018.

Pero ese no es el problema principal de TRE y aunque medio escondido por los informes dan información muy preocupante sobre el pendiente de certificar y la situación de las negociaciones para su reconocimiento por parte de la propiedad y cobro.

Copio y pego de su informe semestral de 2018: “A raíz de la crisis del sector iniciada a finales de 2014, la evolución de los modelos de contratación ha provocado que cada vez más, la facturación de los proyectos haya de realizarse por hitos y no por grado de avance.” … “ Por otro lado, existe una creciente tendencia de determinados clientes y proveedores a dar menor peso a la negociación directa para resolver sus diferencias, lo que puede provocar un incremento de la actividad litigiosa en el sector.” La negrita es mía.

Significa que los clientes no están dispuestos a negociar el pendiente de certificar y no lo aceptan, es decir que no van a aprobar los 2.000M€ salvo que les obligue un juez. Mientras no se sepa el desenlace, TRE tiene unas pérdidas potenciales escondidas por importe de hasta 2.000M€, además tiene esos mismos 2.000M€ pendientes de cobro hasta que se resuelvan los posibles litigios que ya están diciendo que se van a producir.

Como consecuencia de todo ello las deudas siguen aumentado en el semestre en 129M€ y ya tiene acumulada unas deudas de 575M€ que si las comparamos con el patrimonio propio de 418M€ empieza a ser preocupante. No la comparo con los años de beneficios que necesita para devolverla porque sale 52 años y es posible que los resultados del 1S 2018 no sean los más adecuados para medir este ratio. La suerte de TRE es que hasta hace cuatro o cinco años en que surgió el problema del pendiente de certificar, no sabía lo que era la deuda.

Los flujos del semestre indican que apenas se están generando nuevos modificados y la producción que se va ejecutando se va cobrando normalmente. Pero si no hay modificados, no hay producción y sobre todo no hay beneficios, en esta cuenta debe entrar mucho dinero, cuanto más mejor, pero debe salir a producción certificada y cobrarse, cuanto antes. La baja producción y los malos resultados, puede que sea debido a que no dan comienzo los nuevos proyectos adjudicados como dice la empresa y lo está diciendo durante 2017 y 2018, pero puede que sea en todo o en parte porque no se producen nuevos modificados y eso es muy malo.

TRE está dejando de invertir en CAPEX para suavizar la situación financiera a la que le ha llevado el elevado pendiente de certificar y en el semestre solo ha invertido un 43% de lo que amortiza, es decir que solo ha invertido en CAPEX 3,6M€.

El pendiente de certificar apenas ha variado en el año 2018, pasando de los 1.922,2M€ que tenían a finales de 2017 a los 1.970,9M€ que tienen en el 1S 2018, es probable que el pequeño aumento se deba a que están incluyendo los gastos financieros en sus reclamaciones.

TRE, con la información del 1S 2018 sigue en la misma situación, por mucho que entren algunos fondos y calienten la cotización, el peligro está presente en sus cuentas y su valor puede oscilar entre 23€/Acc y CERO.

Como la deuda es soportable, los 2.000M€ pueden quedar aparcados y podría tener algunos años buenos, siempre que empiecen los nuevos proyectos de una vez y sigua la marcha normal del negocio, pero esa cantidad están ahí y debe solucionarse, según el sentido en que solucione, así será la TRE del futuro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario