Iberdrola: Estudio Base

  • Iberdrola es una empresa con resultados positivos, estables y seguros.
  • Paga un 65-70% del resultado en dividendos, mediante el “dividendo flexible”, dando a elegir entre dinero o acciones. Posteriormente reducen capital para evitar dilución.
  • Las previsiones de la propia empresa ofrecen crecimientos en resultados del 7,5% anual hasta 2020.

Iberdrola es una empresa muy estable y segura, todos los años obtiene beneficios y paga un porcentaje elevado en dividendos.

La fórmula que utiliza para el pago de dividendos es el “dividendo flexible”, dando a elegir al accionista entre el cobro en efectivo o en acciones. Esta fórmula, les permite pagar en efectivo cantidades elevadas a quien prefiere efectivo, del orden del 65-75% del beneficio por acción y por otra parte, mediante la recompra de acciones y reducciones de capital, compensan la dilución que se produce por el pago en acciones.

Las previsiones de la propia empresa hasta 2020 indican un crecimiento en los beneficios netos del 7,5% anual, así como el mantenimiento del “dividendo flexible” y mantener el pay-out en el 65-75%. Esto permitirá pagar unos dividendos del orden de 0,37-0,40€/Acc en 2020. Actualmente están en 0,28€/Acc. y con la cotización en 6,5€/Acc ofrece una rentabilidad por dividendo del 4,30% que está muy bien como renta de ahorro, teniendo en cuenta la baja inflación.

Habitualmente, la cantidad generada por explotación es superior a la suma de los beneficios netos más las amortizaciones, pero todos los años necesita destinar gran parte del mismo a inversiones en inmovilizado. Estas inversiones absorben alrededor del 150% de la cantidad que amortiza cada año. Las características de su negocio, hacen que tenga unas necesidades de inversión continua y en grandes cantidades, lo que provoca que mantenga un importante volumen de deuda que supone un 42% de los recursos propios.

Su negocio de apoya en tres segmentos: Negocio de redes, Negocio de generación y comercial y Negocio de renovables. Opera en España, Portugal, Reino Unido, México, EE.UU. y Brasil.

En 2016 ha obtenido unos ingresos de 29.215,4M€ ligeramente inferiores a los 31.418,7M€ obtenidos en 2015 como consecuencia de un estancamiento de la demanda en España y la reducción de la misma en R.U. del -1,3% y del -0,8% en EE.UU., en cambio en Brasil la demanda ha aumentado un 1%. También se ven afectados los ingresos por los cambios en las divisas, dado que la Libra se ha devaluado un 12,7% en el año y el real Brasileño un 4,6%, en cambio el Dólar se ha revalorizado un 0,3%.

Hasta el 3T de 2017 los ingresos crecen un 3,5% respecto al 3T 2016.

Por países, los ingresos los obtiene en España (46,1%), Norteamérica (23,5%), Reino Unido (22,7%), Brasil (5,4%) y resto (2,4%).

Por segmentos, los ingresos los obtiene en un 65% del segmento liberalizado (generación y comercial)  que le aporta en 2016 el 29% del Resultado de explotación con un margen del 6,9% en el 3T 2017 la cifra de ventas permanece estable, en cambio el Resultado de Explotación disminuye un -42,9%.

Un 22,6% de los ingresos proceden del negocio de Redes y le aporta el 58,3% del resultado, con un margen del 30,1%. En el 3T 2017 crecen los ingresos en un 8,5% y el EBIT en un 4,8%.

El negocio de renovables aporta ingresos del exterior del orden del 4,5% y la aportación al resultado es del 15,5% con un margen del 29,3%. En 3T 2017 crece un 2,9% en ventas y disminuye un -0,7% en EBIT.

No obstante lo anterior, en la parte de Renovables, la mayor parte de la energía que produce (un 85%) la vende internamente a los otros segmentos y esto requiere cierta reflexión pues, las ventas entre segmentos de negocio se realizan a precios de mercado, por lo que estas ventas internas que tienen un margen del 29,3% son coste para los segmentos que compran la energía. Es decir que, si por ejemplo las Renovables vende al Liberalizado 100€ y en el Liberalizado obtiene un 6,9% de margen de explotación, esos 100€ ya han obtenido un margen de explotación de 29,3€ en el segmento de Renovables que hay que sumar al margen del segmento liberalizado.

El Resultado de explotación que en 2016 ascendía a 4.554 M€ que supone un 15,6% sobre ingresos totales y suponía un aumento del 18,9% sobre el obtenido en 2015. En el 3T de 2017 se reduce un -9,3% sobre el obtenido el año anterior y el margen de explotación sobre ventas que en 2016 fue del 15,6%, este año 2017 está siendo del 13,3%.

Al final, Iberdrola obtiene un beneficio neto de 2.705M€ en 2016 (2.421M€ en 2015 y 2.326,5M€ en 2014) que supone una rentabilidad sobre ingresos del 9,3% y una rentabilidad sobre el capital (ROE) al 31/12/2016 del 7,4%. En cambio en el 3T 2017 el beneficio neto supera en un 18,4% al obtenido en el 3T 2016, fundamentalmente por la incorporación de 759,3M€ de extraordinarios procedentes, de la operación de Gamesa (255M€) y 521 M€ procedentes de la puesta en valor de la participación anterior del 39% que tenía en la brasileña Neoenergía que en 2017 consolida por el método global.

 

Iberdrola ofrece un producto básico para la población y su consumo es muy estable, lo cual proporciona a su vez una gran estabilidad a sus ingresos y a sus resultados. No es una empresa que pueda crecer anualmente a dos dígitos porque, los precios no pueden aumentar de manera significativa sin afectar a la evolución de la economía del país donde opera pero, por una parte, nadie puede prescindir de la electricidad y por otra, el negocio cuenta con grandes barrearas de entrada que la convierten en prácticamente un monopolio en su zona de influencia. Produce con energías limpias y el futuro del sector está asegurado. Tenemos una gran dependencia de la electricidad y pronto se masificarán los coches eléctricos que aumentarán esa dependencia.

La regulación existente en el sector es muy complicada, pero para invertir en Iberdrola no hace falta entender la regulación, ni saber cómo funciona una central eléctrica, ni siquiera hace falta entender el recibo de la luz.

Las previsiones de la propia empresa, ofrecen un crecimiento del 7,5% anual en los beneficios hasta 2020, pero además, y esto es muy importante, prevén mantener el número de acciones en el entorno de los 6.240 millones de acciones (a 31/12/2016 tiene 6.362 M de acciones) que, de cumplirse, llevarían los resultados a 0,55€/Acc en los próximos cuatro años.

Una inversión en una empresa que siempre gana dinero, salvo que se compre a precios irracionalmente caros, siempre dará rendimientos positivos. En Iberdrola los resultados son muy previsibles, estables y seguros y a la larga o la corta, así serán los rendimientos en la bolsa, pero la rentabilidad, aunque a largo siempre será positiva, pueden cubrir las exigencias de cualquier ahorrador (5-10%), aunque tal vez no estén a la altura de las exigencias de un inversor (15-20%).

3 comentarios
    • jmdurba
      jmdurba Dice:

      Eso ya está descontado de sobra en el precio, se paga PER 20 por Iberdrola y esta empresa no crece, salvo momentos puntuales. Aunque las renovables tengan futuro, el precio de la electricidad no puede subir porque provocaría un desastre en la economía (por eso está regulado).

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario