Detectando riesgos en la inversión: Situación del Banco Popular a fecha 1S 2016

  • La situación del Popular era crítica y eso se manifestaba en sus propios informes.
  • El que no lo vio fue porque no miró. La información era pública.
  • Publicado en Enero 2017 a partir del informe del 1S 2016 (la compra se produce en Junio 2017)
  • Banco Popular. Cómo y por qué está en la situación actual y qué puede hacer para salir de ella.

Para invertir con ventaja sobre otros inversores, debemos conocer las causas que han llevado al Popular a esta situación y determinar si los planes de la dirección son correctos y tendrán los efectos que esperan.

La crisis ha afectado a todos los bancos, pero no lo ha hecho de la misma forma y no todos tenían las mismas posibilidades para enfrentarse a ella. Cada banco ha seguido una estrategia distinta y todos están teniendo éxito, pero el Popular no lo está consiguiendo.

 

¿Cómo ha llegado el Popular a esta situación?

El Banco Popular ha gestionado la crisis de forma realmente desastrosa. Desde el principio, la morosidad se disparó en todos los bancos y todos ellos hicieron fuertes dotaciones a partir de 2007. El Popular siempre ha hecho menos dotaciones de las que requería su situación y esta forma de actuar provocó que llegara a finales de 2011 con una morosidad del 6% y unas dotaciones de apenas un 34,5%. Mientras, el resto de bancos tenían ese mismo año SAN el 3,9% y 61%, BBV el 4% y 61%, SAB el 5,9% y 48,5%, BKT el 3,2% y 52%.

La evolución del Popular se puede ver claramente en este cuadro:

El hecho de dotarse menos provisiones le permitió informar unos beneficios superiores a los que realmente obtenían y también le permitió seguir diciendo que eran el banco más rentable, como en algún tiempo pasado lo fueron. En 2012, como consecuencia de los decretos De Guindos, que obligaban a los bancos a aumentar las provisiones, el Popular tuvo que dotarlas, aumentando costes hasta alcanzar los niveles exigidos en los decretos y además, cubrir el déficit de provisiones que venía arrastrando. Ese año 2012 aumentó capital y dio pérdidas por importe de -2.461M€ que al incorporarse al patrimonio al final del ejercicio, anularon la ampliación. El Popular, con una morosidad a final de 2012 del 8,98%, quedó con unas provisiones del 65,44%, lo cual le situaba entre los bancos mejor dotados en aquel momento, pero también tenía una de las más elevadas tasas de morosidad.

Aquí hay que hacer una aclaración: Es cierto que todos los bancos han aumentado capital estos últimos años, sin embargo, esas ampliaciones no se han hecho para cubrir las pérdidas provocadas por los impagados del inmobiliario. Las ampliaciones han ido íntegramente a aumentar el patrimonio de cada banco y con ello, poder cumplir con los requisitos de Basilea. La mayoría de bancos (salvo el Popular) tienen, ahora mismo, ese capital formando parte de su patrimonio. Los costes de saneamiento, se recogen en la cuenta de explotación y hacen que el banco obtenga menores beneficios. A final de ejercicio, estos resultados se incorporan al patrimonio y lo aumentan si son beneficios o lo disminuyen si son pérdidas. Excepto el Popular, ningún banco ha necesitado el capital que ha ampliado, para sanearse del ladrillo.

Volviendo al Popular, pasado el 2012 y hasta 2016, siguieron haciendo lo mismo que hacían antes de 2012, imputando costes por saneamientos menores de lo que requería su situación y en consecuencia, dando beneficios mayores que los que realmente obtenía, lo cual significa que, mientras el resto de bancos mantenían el nivel de dotaciones, el Popular iba consumiendo el 65,5% que tenía en 2012, hasta llegar al 1S de 2016 con una cobertura del 39% y una  tasa de morosidad del 12,3%.

Ahora vuelve a pasar lo mismo que en 2012, las pérdidas que dará en el cuarto trimestre de 2016, absorberán todo el capital que consiguió con la nueva ampliación y las provisiones aumentarán. El Popular quedará con una morosidad del 12% y una cobertura del 50-55% al cierre del 2016, lo cual le sitúa con unas coberturas en línea con el resto de bancos similares (SAB, CABK, BKIA, BKT) y con una tasa de morosidad de entre 3 y 5 puntos por encima de ellos.

Visto lo que ha estado haciendo estos años, debemos preguntarnos

 

¿Cuál es la causa de la situación actual del Banco Popular?

La causa de sus problemas, desde que empezó la crisis, es que su volumen de negocio es relativamente escaso, en comparación con sus activos deteriorados que son muy elevados y por este motivo, no puede obtener suficientes beneficios con su negocio, para cubrir los fallidos que se producen y mantener unas dotaciones adecuadas a su nivel de morosidad.

 

¿Puede el Popular obtener mejores resultados en las condiciones actuales?

Si referenciamos los resultados de explotación sin saneamientos a sus activos, obtenemos un ratio similar al ROA que nos permite comparar los resultados que están obteniendo todos los bancos por su propio negocio, sin contaminarlos con los saneamientos que están haciendo y referirlos a su volumen de activos, que representan al fin y al cabo, las inversiones totales con las que puede obtener sus resultados. Comparando las cifras obtenidas tenemos tres bancos con niveles del 1,4-1,6% (SAN, BBV y SAB), pero el resto (CABK, BKT, BKIA) están obteniendo cifras similares al 1,15% que obtiene el POP, lo cual nos lleva a responder a la pregunta con que, su capacidad para obtener beneficios está en niveles normales, como muchos otros bancos y no debemos, ni podemos pensar que ese nivel pueda cambiar de forma significativa. Entonces

 

¿Mientras el resto de bancos absorben sus fallidos con sus resultados, mantienen sus niveles de dotación y dan resultados positivos, por qué el Popular no puede hacerlo teniendo una capacidad similar para generar resultados?

La respuesta a la pregunta, la obtendremos, si sumamos los morosos sin dotar, a los refinanciados dudosos sin dotar y los referenciamos a los créditos a clientes que tiene concedidos cada banco. El Popular tiene un volumen relativo en riesgo sin dotar, muy superior al resto de sus pares, del orden del 17,1% de sus créditos (14,6% cuando se dote con los 2.500M€ ampliados) mientras los otros bancos están en niveles del 2,5-3,5% los grandes y del 5-8% el resto. Estos saldos, aunque tienen garantías reales o hipotecarias, son un semillero de fallidos.

Vemos que la ampliación de capital que han hecho lo deja en el 14,6% y no es suficiente para proteger su negocio de los impagos, pero

 

¿Qué está haciendo el Popular para solucionar sus problemas?

Están actuando contra la parte baja de la cuenta de explotación, apuntando al coste en vez de implementar estrategias para aumentar los ingresos como ha hecho el Sabadell multiplicando por 2,3 el volumen de créditos y le ha dado resultados espectaculares.

El Popular está reduciendo costes de personal y cerrando oficinas para ganar eficiencia pero, está disparando contra la diana equivocada, la reducción de costes no es suficiente para cubrir sus necesidades y ellos lo saben, por eso, junto a esta medida anunciaron que querían desconsolidar 6.000M€ de su balance, deshaciendose de algunos activos malos.

Para desconsolidar esos activos, primero tienen que reducir el activo y quitarse de encima 6.000M€ porque, por malos que sean, figuran sumando en el Balance y como el balance no puede quedarse cojo, entonces, o aumentan activos por el mismo importe en otra cuenta, por ejemplo cobrando esa cantidad, o disminuyen pasivos por el mismo importe, por ejemplo quitándose unas provisiones que no tienen, o disminuyen del patrimonio que no pueden porque incumplirían los requisitos de solvencia. La solución que quieren adoptar, parece ser que se trata de hacer magia con los números, jugando a crear una empresa a la que adjudicar 6.000M€ de activos tóxicos y crearla de forma que el Popular quede en minoría y en consecuencia, no la tengan que consolidar.

Pero, independientemente de que lo consigan, cosa que dudo, el problema del Popular no es desconsolidar esos activos, su problema es obtener los 6.000M€ de caja. Eso les daría un balón de oxígeno, posiblemente hasta que pase la crisis. La ampliación que han hecho y la reducción de costes, sin los 6.000M€ no significan nada relevante para sanear definitivamente el banco, solo si los consiguen, podrán protegerse de los impagos durante algunos años aumentando dotaciones y comprar algún banco que provoque un aumento de su volumen de negocio, y que les permita obtener suficientes beneficios como para compensar fallidos, mantener niveles de provisiones y dar beneficios, pero ¿quién va a pagar 6.000M€ por la parte mala de un banco, que puede comprar entero por menos de 4.000M€?.

Las medidas que están tomando parecen más encaminadas a venderlo que a hacerlo rentable y mantener su independencia, como están diciendo. Además, la sustitución en diferido de Ron por Saracho refuerza esta idea pues, el presidente entrante es un banquero de muy alto nivel, pero este hombre no sabe dar créditos, lo que sabe hacer y al parecer lo hace muy bien, son operaciones corporativas.

En mi opinión, con la ampliación no ha cambiado nada, solo se ha puesto al día con las provisiones, haciendo lo que debían haber hecho antes. Si no consigue 6.000M€ (pero no de salidas, sino de entradas), no hay otra opción que la venta del banco o seguir ampliando capital cada tres o cuatro años. De momento, este banco, en mi opinión, ni ofrece la seguridad que requiere una inversión, ni hay ninguna garantía razonable de que pueda obtener una rentabilidad real y adecuada. Hay que esperar a ver qué estrategia define el nuevo presidente y mientras, solo es válido para especular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario