Gestamp. Resultados 2018 y previsiones para el sector.

  • Resultados anuales 2018 muy buenos. A pesar de lo que diga la bolsa, su negocio funciona y seguirá funcionando bien por los motivos que voy a exponer en el presente estudio.
  • Previsiones sobre el futuro de la automoción y cómo afectará a los fabricantes de componentes españoles cotizados (Gestamp, Cie y Lingotes)

Gestamp aumenta ingresos en un 4,2% mientras el sector, en su zona de influencia, ha reducido la producción en un -1,1% durante 2018. Las previsiones para su zona, apuntan a un aumento de la producción de vehículos del 0,6% en 2019 y del 1,6% en 2020.

El beneficio neto aumenta un 7,5% como consecuencia de la mejora de sus márgenes de explotación. El margen de explotación ha sido del 6,2% (5,9% en 2017) y el beneficio neto sobre ventas del 3% mejorando ligeramente el 2,9% en 2017 por el aumento de sus gastos financieros. El ROE baja hasta el 14,7%, desde el 15,6% de 2017 como consecuencia del aumento del patrimonio al retener el 70% de sus resultados en la empresa.

Gestamp está invirtiendo el doble de lo que amortiza en inmovilizado (en 2017 también invirtió el doble de lo que amortizó y en 2016 y 2015 fueron 1,5 veces) y esto sucede porque su negocio crece y las expectativas de futuro son muy buenas a pesar de que el mercado está descontando lo contrario.

Para financiar su crecimiento presente y futuro, retiene gran parte de sus resultados (aumenta patrimonio y reduce ROE) y aumenta la deuda (aumenta sus gastos financieros). El dinero retenido más el conseguido por deuda, lo destina a inversión. Gestamp cuenta con 108 plantas de producción y tiene 4 más en construcción. Las plantas están situadas en 21 países y 3 continentes.

Gestamp ha generado en 2018 por explotación 612M€ y por financiación ha obtenido 73M€ adicionales a los 3.000M€ que ya tenía en 2017, estas cantidades junto con 243M€ de la caja, suman 920M€ que ha destinado a inversión. En caja mantiene a final del año 2018 un saldo de 616M€.

 

Previsiones del sector automoción, desde el punto de vista de lo que afecta al negocio de Gestamp y a las otras cotizadas españolas del sector (CIE Automotive y Lingotes Especiales):

La batalla por el dominio del mercado se produce entre las marcas de vehículos y se está librando en la movilidad eléctrica, conectada y autónoma. Por mucho que se esté hablando ahora sobre el futuro del sector, nadie sabe cómo terminará esto, sin embargo hay algunos estudios que hacen estimaciones sobre el futuro del sector y les veo mucho sentido porque sus conclusiones son de sentido común y encajan perfectamente, no solo entre ellos, sino con la visión de los fabricantes cotizados españoles del sector.

Según KPMG en su “Informe Global sobre automoción 2019″ y el de 2018. “Para 2040 veremos una convergencia de diferentes tecnologías de motores…” “… se estima una distribución bastante equitativa de la fabricación entre vehículos eléctricos de batería (30%), Híbridos (25%), vehículos eléctricos de pila de combustible (23%) y motores de combustión (23%)”. Ojo, están hablando se estimaciones para dentro de 21 años.

“El despliegue y la implementación de las transmisiones eléctricas serán un proceso a largo plazo que evolucionará a diferentes velocidades a nivel mundial, dependiendo de la madurez del mercado, la riqueza económica, las regulaciones y también los intereses del gobierno y los grupos de presión.”

La rapidez con que se van a producir estos cambios están relacionados con la evolución de las tendencias que afectan sector:

1.- La Digitalización y conectividad. Para 2025 el 68% de los vehículos fabricados contarán con algún tipo de conectividad.

2.- Nuevos modelos de negocio. Vehículos compartidos para el uso o la propiedad, etc…

3.- Ecosistemas de movilidad. Los cambios afectarán tanto a fabricantes, como tecnológicas, eléctricas, financieras, autoridades, gestores de tráfico, etc…)

4.- Cero emisiones. Los cambios serán más o menos rápidos en función de que los precios de los vehículos eléctricos, las infraestructuras de recarga y la gama de vehículos puedan competir en igualdad de condiciones con el resto de tecnologías.

5.- Políticas económicas y declive europeo. Las reglas de globalización y libre comercio van a influir mucho en la evolución del sector. El centro de gravedad comercial se está trasladando del Atlántico al Pacifico. Europa debería espabilarse y sin embargo cada país está siguiendo un camino que no la llevará precisamente a una posición de fortaleza en el mercado mundial de vehículos, ni de ningún otro mercado.

Siguiendo con el mismo informe, se espera que en el futuro próximo China lidere la innovación en vehículos eléctricos, seguida de Alemania y EE.UU. En cambio, en innovaciones de movilidad y en nuevos modelos de negocio basados en datos, EE.UU. sea la número uno, seguido por China y Alemania. Aunque en el estudio cita a Alemania, supongo que se referirá a Europa Occidental, donde España, Francia e Italia también son fabricantes relevantes a nivel mundial.

Esto es de forma muy resumida lo que se espera para el mercado mundial de la automoción. Ahora voy a ir encajando este y otros estudios, con la visión y previsiones de los fabricantes cotizados españoles.

Según un informe de Oliver Wyman: “La futura estructura de la industria del automóvil-FAST 2030” “la producción mundial de vehículos crecerá el 30% hasta 2030. El uso del vehículo compartido crecerá muchísimo, en algunas zonas más que en otras, pero su impacto global en las ventas de vehículos apenas restará un 1% al total de matriculaciones” y en cualquier caso ya está descontado en el 30% de aumento previsto hasta 2030. Este estudio deja en mejor lugar a Europa que el de KPMG, asegurando que Europa seguirá dominando el segmento Premium.

Por ultimo un estudio de PwC que dice que el 60% de los operarios de las fábricas, perderá su trabajo hasta 2030, siendo sustituidos por máquinas autónomas. Al mismo tiempo se doblará el número de ingenieros de datos y software.

 

Si nos fijamos en todo lo expuesto es estos informes, vemos que los cambios afectarán directamente a las marcas y es en ellas donde se está produciendo y se seguirá produciendo una lucha por las cuotas de mercado mundial y esta lucha puede provocar un rebalanceo de forma que entren nuevos operadores y los nuevos líderes del sector sean otros distintos a los actuales, pero la lucha por el mercado se centra en las nuevas tecnologías que, no solo no afectan a los fabricantes españoles de componentes, sino que les benefician.

Las marcas están orientando sus inversiones hacia el desarrollo de aquellos productos que van a decidir el futuro del sector y al mismo tiempo las están reduciendo en producción y en consecuencia, están externalizando la fabricación de las partes no estratégicas del vehículo. La externalización produce y producirá despidos en las marcas, pero estas partes que externalizan, son precisamente el negocio de las españolas cotizadas.

Entre los fabricantes españoles cotizados, Gestamp fabrica chasis y carrocerías, ambas no son estratégicas para el dominio del mercado de las marcas y por lo tanto están destinadas a ser externalizadas, en consecuencia Gestamp aumentará su mercado y aumentará su negocio, aunque la producción de vehículos no aumente o incluso descienda, ese es el motivo por el que en 2018 ha aumentado sus ingresos un 4,5%, mientras el sector, en su zona ha disminuido la producción un -1,1%. Mientras las marcas anuncian despidos, el personal de Gestamp ha pasado de 36.200 en 2016 a 38.800 en 2017 y 43.100 en 2018. Cie Automotive, ha aumentado organicamente su negocio un 10,1% en 2018, con las mismas condiciones de mercado (-1,1%) que Gestamp, porque está aprovechando la mayor externalización del gran número de piezas que fabrica y además lo hace con un gran número de clientes y zonas, su personal ha aumentado de forma que mientras en 2016 tenía 23.700, en 2017 tiene 28.700 y en 2018 tiene 27.500 después de no consolidar Dominion que aportaba 6.500 en 2017. Lingotes aumenta sus ingresos un 10,6% con el mismo entrono de mercado del -1,1% y por el mismo motivo, su personal ha aumentado desde los 576 en 2016 a los 618 en 2017 y 622 en 2018.

Las tres empresas fabrican piezas que sirven tanto para los vehículos de combustión, como para los eléctricos porque todos los vehículos, sean del tipo que sean, llevarán un chasis y una carrocería, también llevarán un gran número de piezas iguales o distintas de las actuales que las fabricará Cie, de la misma forma que ha venido haciendo con los diferentes modelos que han ido apareciendo en el mercado y Lingotes fabricará discos de frenos porque aunque los coches autónomos frenen sin que el “conductor” apriete el pedal del freno, necesitarán un disco que provoque la frenada de las ruedas y ese disco lo fabricará Lingotes.

Evidentemente tendrán que invertir en inmovilizado y por eso Gestamp y Lingotes están invirtiendo en estos últimos años el doble de lo que amortizan y en el caso de Cie es 1,5 veces porque fabrica diversos productos y sus necesidades son distintas, pero todos ellos se están preparando durante los últimos años para acoger la mayor producción que se les está viniendo encima pues, colocarán sus productos tanto en los vehículos de combustión, como en los eléctricos y los cambios provocarán una renovación del parque más acelerada de lo que viene siendo normal. Según el estudio de Oliver Wyman, provocarán un aumento de la fabricación de vehículos del 30% hasta 2030 que supone un aumento del 2-3% anual en el número de vehículos fabricados, pero este aumento será mayor en las empresas españolas cotizadas porque al aumento del mercado de vehículos fabricados, se sumará el procedente de la mayor externalización de los fabricantes.

El futuro es desconocido y puede pasar cualquier cosa, esta es mi opinión, pero no es solo mía. El estudio lo he efectuado partiendo de la lectura de una frase en el informe anual de Gestamp que reproduzco textualmente: los fabricantes de automóviles han aumentado sus recursos y capital hacia CASE (*) lo que ha supuesto un aumento en los niveles de externalización en otras áreas importantes de la fabricación del vehículo como son la producción y el desarrollo de la Carrocería y el Chasis.”

(*) CASE es conectividad, conducción autónoma, movilidad compartida y electrificación.

4 comentarios
  1. jmdurba
    jmdurba Dice:

    Es un sector que le pasa como a los bancos, los inversores miran lo que pasa con los fabricantes, lo interpretan mal y lo aplican a todo el sector.
    Los despidos en los fabricantes se están interpretando por los inversores como algo malo, pero solo es un rebalanceo en la producción que se está trasladando de las marcas a los fabricantes de componentes. Por eso algunos gestores de las marcas dicen que el sector no va a perder puestos de trabajo y al mismo tiempo están despidiendo gente. Hace unos días publicaron estas declaraciones de Nissan en 5Días https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/03/14/companias/1552591359_286262.html

    Los de compontentes aumentarán su negocio basado en la producción y contratan a un montón de gente, mientras los fabricantes se centrán más en la I+D de las nuevas tecnologias aplicadas a los vehiculos, para lo que les sobra gente de producción y les faltan ingenieros.
    Las empresas españolas se están beneficiando de esto y sus resultados mejoran mucho cada año y en algunas como Cie muchísimo, pero la bolsa no se lo reconoce (al menos de momento) y paga PERs ridículos por ellas.
    Son divergencias que, como inversores, debemos aprovechar.

  2. 1755
    1755 Dice:

    Sigo en fuerte liquidez a la búsqueda de oportunidades. En febrero incorporé unas mineras de oro y plata canadienses y la semana pasada BATS, una tabaquera inglesa.

    En cuanto al vehículo eléctrico, deben producirse previamente fuertes avances en las baterías para hacerlo posible. Por ejemplo, las baterías actuales más avanzadas proporcionan 100 Watts x kilo de peso. Y con 100 Watss un coche puede recorrer 1 km. Es decir, para hacer los 700 km de autonomía que haces con un depósito de 50 l de gasolina, ue pesa unos 34 kilos, necesitas poner un peso de 700 kilos en baterías. Por esa razón el Tesla pesa 2.000 kilos.

    Un kilo de gasolina proporciona una energía de 12.000 Watts, pero se aprovecha el 25% de ella. Es decir un kilo de gasolina proporciona 4000 Watts. O de otra forma, las baterías actuales beben aumentar su capacidad energética 40 veces ser equivalentes a la gasolina/diesel en el transporte. Y como muy bien indica la consultora que citas en tu informe, eso va a requerir varios lustros.
    Un kilo de aluminio tiene una capacidad energética de 8.000 Watts. Y si se produjesen avances científicos en las pilas aluminio-aire, podrían llegar a sustituir a laa gasolina de verdad. Pero eso de momento es algo que está x materializarse. Es decir, hay vehículo tradicional para rato
    Salud

  3. jmdurba
    jmdurba Dice:

    Ok y hay otros problemas de los que nadie habla. Igual es porque no son problema, pero no lo tengo tan claro.
    El coche electrico no contamina pero ¿que vamos a hacer con tantas baterías una vez dejen de ser útiles? ¿habrá problemas para conseguir a buen precio y en suficiente cantidad los metales necesarios para fabricar baterias a gran escala?

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario