El valor contable

 La empresa tiene un valor actual y una capacidad de generar beneficios en el futuro, el valor contable es el valor ya obtenido y es el que es, la capacidad de obtener beneficios, en principio es el que estimas cuando valoras y que se verá confirmado o no, con el paso del tiempo.

Nota: Este artículo fue publicado en Octubre 2012

Tengo la sensación (yo diría que la convicción) de que el valor contable está muy poco valorado por los inversores y últimamente muy desacreditado, nadie se lo cree y todo el mundo piensa que los números del balance están falseados, supongo que lo sucedido con las provisiones de los bancos han contribuido mucho a ello.

Pero el valor contable es el que es, hay unas normas contables conocidas y en base a ellas se obtiene el valor que dan los libros, además un inversor particular siempre puede ajustar las cuentas y hacer los cambios que estime convenientes en las cuentas del balance a la hora de valorar la empresa desde su punto de vista, estos cambios normalmente serán muy subjetivos, pero cuando analiza uno para sí mismo no debe temer ser subjetivo, es su propio criterio de inversión lo que vale, si analiza para otros, tal vez deberá tener en cuenta criterios más objetivos pero entiendo que deberá hacerlos compatibles con la propia subjetividad del criterio del que analiza.

En la memoria anual y algunas empresas también en la información semestral, las empresas dan los detalles de las cuentas y explican los criterios de valoración que han aplicado.

A la hora de valorar una empresa con el objetivo de invertir en ella, el valor contable una vez ajustado (o no) es un dato muy importante a tener en cuenta, ya que representa  el capital aportado por los accionistas más el valor acumulado por la empresa a lo largo de su vida y que no ha repartido vía dividendos, por lo tanto es parte importante aunque no determinante para decidir una inversión. 

La empresa tiene un valor actual y una capacidad de generar beneficios futura, el valor lo ha obtenido antes y es el que es, la capacidad de obtener beneficios, en principio es el que estimas cuando valoras y que se verá confirmado o no, con el paso del tiempo.

Cuando compras una empresa aunque la inversión que haces es a futuro, deberías estar dispuesto a pagar una parte por lo que es y otra parte por lo que puede generar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario