Ezentis. Año 2021 y previsiones para 2022

  • Los ingresos se reducen -2,5% (-19,5% s/ 2019) y los resultados quedan en -139,6M€, siendo el EBIT de -93,4M€ que significa que, con unos ingresos de 361,2M€ han tenido pérdidas operativas del -26% y del -39% en el resultado neto.
  • La situación es más que crítica, Ezentis está quebrada con un patrimonio negativo de -159,7M€ en el que se incluyen las dos ampliaciones de capital habidas en 2021 el 5/2/2021 y el 27/5/2021 que aportaron 40M€. Aunque, según el informe anual, el patrimonio de la sociedad dominante es positivo, la cotizada es el grupo y, en consecuencia, los accionistas tienen acciones del grupo quebrado.
  • La valoración es totalmente incierta y, de momento está todo en el aire. Cualquier opción es posible. Ezentis no es válida para inversión, los milagros no cotizan y no se puede pagar más de 0,01€/Acc.

  • El balance se parece mucho al que tenía antes de 2018 en que se hizo una buena reestructuración de la deuda. Incluso en algunos puntos es peor.
  • Las cuentas señalan que se están reduciendo las inmovilizaciones de dinero con almacenes en mínimos (-56,2%) y destinando a inversión el mínimo (38% de lo que se amortiza). Se están acelerando los cobros y el pendiente de cobro se reduce 36,5% y queda en 2 meses pendientes de cobro (antes 3-4 meses). Los pagos se ralentizan hasta los 4 meses (antes 3 meses) y han aumentado 23%. El inmovilizado material se reduce -40%.
  • Son evidentes los cambios rápidos habidos en el balance que indican que Ezentis intenta revertir la situación y se está defendiendo siguiendo un esquema típico de reestructuración de una empresa en crisis, inmovilizando el mínimo de recursos y obteniendo dinero de todos los sitios que puede, pero mientras tanto, la caja desciende -40% y queda en 10M€, los flujos de explotación son negativos y la deuda neta se mantiene, reduciéndose un 5,6% s/ 2020 pero todavía queda con un +12% s/ 2019.
  • El grueso de la deuda pasa de largo a corto plazo por incumplimiento de las condiciones de financiación. En 2020 los pasivos financieros a largo ascendían a 151,9M€ y a corto 42,2M€. A fecha 2021 queda a largo 16,4M€ y a corto 161,0M€. Significa que la deuda es exigible al haber incumplido las condiciones de la financiación. Se estará negociando y al final, si no hay nada que embargar, harán algún acuerdo transformándola en deuda participativa o algo similar.
  • La cartera queda en 470,2M€ cuando en 2020 era de 658M€ y en 2019 934,4M€.
  • De momento, Ezentis es una de las pocas empresas que todavía no han presentado el informe anual auditado, sin embargo, han presentado un informe financiero sin auditar que, por una parte no resulta tranquilizador pero por otra, es indicativo que se lo están tomando en serio. Se ha realizado una auditoría independiente y se han detectado irregularidades contables.
  • Últimamente hemos ido viendo como salían de Sudamérica, pero según vemos en el informe, la salida no fue todo lo ordenada que sería de desear y ha habido abandono de contratos y responsabilidades a las que ha habido que hacer frente. Ezentis los cuantifica y según dice, están asumidos en los resultados presentados en 2021 pero, cuando se dan estas circunstancias siempre hay litigios y problemas de todo tipo que aparecen más tarde y pueden afectar en el futuro a la empresa.
  • La reducción de los miembros del Consejo con alguna dimisión incluida es señal de que se ha entrado a fondo, pero después de tantas reestructuraciones habidas en Ezentis, no resulta fácil confiar en que esta será la buena.
  • Se nota que la empresa se lo ha tomado en serio, probablemente por iniciativa del accionista de referencia, y ha hecho una revisión a fondo en la empresa a todos los niveles y eso es positivo, pero también es indicativo de que el “default” ha estado (o está) sobre la mesa como una opción posible y eso, para los accionistas minoritarios no es bueno.
  • Hay que seguir las negociaciones de la deuda para ver si vuelve a convertirse en deuda a largo y deja de ser exigible, posiblemente de ello dependerá que el concurso de acreedores (que es muy probable que lo tengan preparado) se presente o no.
  • Independientemente de todo lo anterior, aunque se resuelva todo de manera favorable, queda lo principal, el negocio debe funcionar pues, si no funciona, cualquier reestructuración que haga no sirve para nada. Si no hay negocio, no hay empresa. La cartera es muy pequeña y los contratos que pueda aportar Audax, es probable que no sean todo lo rentables que sería de desear pues, en este caso, el “juez” es parte y tiene más intereses en la otra parte.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario