Precios objetivo actualizados a fecha 1 de Abril de 2020. Adaptados al COVID-19.

  • La situación es muy incierta y las estimaciones podrían cambiar en cualquier momento.
  • La hipótesis actual es que la crisis económica será corta, aunque la crisis sanitaria durará más tiempo.
  • Tendremos un primer semestre de 2020 con grandes bajadas en resultados comparados con 1S 2019 y veremos cifras que reflejarán una enorme disminución de la actividad, pero luego veremos un segundo semestre con grandes subidas. En 2021 la mejora tendrá continuidad.
  • Hay suficientes argumentos ahora mismo para pensar que la salida será en V.

La web tiene acceso libre a unas 80 empresas, analizadas y actualizadas permanentemente con la información presentada hasta la fecha en la CNMV.

 Precios objetivo:

 

Los precios objetivo, en principio no cambian porque, en mi opinión, la crisis va a ser corta y no va a afectar a los fundamentales de las empresas a medio-largo plazo. Tenemos una referencia en China que después de una crisis económica intensa pero corta, se ha puesto en marcha rápidamente. La crisis sanitaria posiblemente durará más, pero el parón en la economía será corto y no irá más allá del equivalente al período vacacional anual o poco más, salvo en algún sector.

Esa es la hipótesis que contemplo en este momento, no obstante podría cambiar en función de las circunstancias que en estos momentos tienen un elevado grado de incertidumbre.

En mi opinión, puede haber un período más o menos largo en que los precios en bolsa estén más bajos de lo deseable por los tenedores de las acciones. Estos precios se reflejan en la columna “Precio Objetivo Crisis Corta” con su potencial respecto a las cotizaciones de cierre del día 31/3/2020. Los precios objetivo calculados para el supuesto de crisis larga, de momento no los voy a publicar porque los considero poco probables, a pesar de que los precios actuales en la bolsa, en algunos casos están por debajo.

Las cifras de resultados que presentarán las empresas durante el 1T y 2T del año 2020 serán desastrosas comparadas con las del año anterior y en estos días veremos cifras escandalosas de grandes reducciones de ventas en muchos sectores, pero debemos tener en cuenta que una reducción de la actividad total de la empresa del 80% en un mes, representa una reducción anual del 6,5%. Por otra parte, hay que tener en cuenta que las empresas cotizadas trabajan en todo el mundo y aunque en España hayan parado unas semanas, en otras zonas pueden haber estado produciendo y/o vendiendo. También hay que tener en cuenta que, aunque hay sectores más afectados, el conjunto no se verá afectado de forma significativa si la crisis es corta.

En mi opinión la crisis será corta y la salida será en V. Pero, hay que tener presente que en estos momentos solo se puede especular con la hipótesis y hacer estimaciones que pueden no ser válidas ninguna de ellas, no obstante, los argumentos creo que son sólidos.

Las cifras del segundo semestre del año 2020 y las del año 2021, creo que serán excepcionalmente buenas por varios motivos:

  • Las raíces de esta crisis no son económicas, son sanitarias. La economía no se ha paralizado por problemas económicos. Cuando vuelva la actividad lo hará con fuerza, siempre que el parón no se largue demasiado y provoque daños al negocio de las empresas. Esto no parece que vaya a suceder, de momento.
  • El aval del estado al 80% de los “créditos coronavirus” a pequeñas empresas, incentiva la economía sin penalizar el índice de morosidad de los bancos. Proporciona un aumento del negocio a los bancos y da aire a las pequeñas empresas. Estos créditos se juntarán con las medidas aprobadas hoy mismo para amortiguar los efectos de la crisis en PYMEs y autónomos. Habrá otras medidas que se irán aprobando progresivamente.
  • Las empresas cotizadas españolas, en general no tienen problemas de liquidez y perfectamente pueden soportar un freno temporal de la economía que no creo que vaya mucho más allá del tiempo que duran las vacaciones anuales. En cualquier caso, algunas cotizadas que tengan dificultades para acudir al mercado o al crédito normal por su reducido tamaño, pueden acceder a los préstamos y líneas de avales del ICO que también financia circulante.
  • La deuda del estado aumentará, pero está deuda es perfectamente soportable, siempre que haya demanda. En este supuesto, la prima de riesgo no aumentará o aumentará muy poco y durante un corto espacio de tiempo. Los tipos continuarán próximos a cero porque la presión de la demanda no dejará que suban y los impuestos podrán mantenerse sin aumentar al mismo tiempo que se aumenta el gasto.
  • Los 750.000M€ del BCE se encargarán de hacerlo posible. A este dinero se sumarán las compras de deuda pública por parte de los bancos que esta vez están muy capitalizados y acudirán al rescate del estado como lo hicieron en 2012. También comprarán deuda pública los fondos de renta fija, aseguradoras y grandes (y no tan grandes) empresas cotizadas que tienen cajas abultadas. Todo ello mantendrá suficiente demanda de deuda pública como para que pueda aumentar y mantener los tipos próximos a cero.
  • Si se emiten los llamados coronavirus, el mantenimiento de los tipos bajos estará garantizado, pero en mi opinión, no son imprescindibles para conseguirlo. Seguramente se irán aprobando distintas medidas en Europa que, aunque no sean los coronavirus, contribuirán a paliar la crisis.
  • Todos los bancos centrales y los gobiernos (incluida Alemania) están aprobando medidas excepcionales para reactivar la economía y se van a aplicar al mismo tiempo en todo el mundo.
  • El paro evidentemente aumentará durante la crisis, pero cuando se reanude la actividad, la gente volverá al trabajo y el nivel de paro bajará a la misma velocidad que subirá durante este tiempo de encierro, recordemos que las raíces de la crisis no son económicas. Los salarios, por una vía o por otra se están cobrando, en cambio los gastos son menores porque los empleados no han tenido que pagar los gastos asociados a la actividad laboral (gasolina, comida y demás) y como hemos estado encerrados, el gasto de consumo ha sido menor (bares, restaurantes, viajes, fiestas, eventos, etc…). La disponibilidad de más efectivo se va a juntar con unas necesidades de gasto que ha estado reprimido durante el encierro y una vez pase la crisis, el aumento del consumo será fuerte y está garantizado.
  • Las empresas relacionadas con el sector turístico retrasarán su recuperación algún trimestre, pero el turismo interno compensará en parte esta carencia y se recuperarán de forma que la crisis no dañará al sector de forma importante ni permanente.

Pequeñas empresas y autónomos con financiación suficiente y vuelta a la actividad, las grandes empresas de nuevo en actividad, los bancos con más negocio de menor riesgo y los consumidores con más dinero disponible y consumo reprimido, provocarán un aumento importante de la actividad durante el segundo semestre de 2020 y primero de 2021 que será mayor del que se hubiera producido en una situación “normal”. En el año 2020, el segundo semestre compensará en gran parte la crisis del primero y dejará una inercia para 2021 que provocará mayor crecimiento del que se esperaba antes de la crisis para ese año.

Esta es de forma muy resumida mi opinión sobre la situación actual, ya sé que es muy optimista y parece el cuento de la lechera, pero no veo motivo para esperar una situación diferente y en cambio los hay para pensar que puede ser así aunque, como decía anteriormente, la percepción puede cambiar en cualquier momento si cambian las circunstancias.

 

 

  • Estos precios no son una recomendación de compra ni de venta, son mi sincera opinión basada en el análisis fundamental de cada empresa y en cualquier caso, están sometidos a las condiciones generales de la web que se exponen en el “Aviso Legal” de la misma.
  • No están ajustados con los precios de la bolsa, ni con ningún consenso de mercado.
  • Son precios que puedo justificar por fundamentales y en algún caso, puede haber una gran diferencia con los precios de cotización.
  • La justificación de cada precio está en los informes de las respectivas empresas.
  • Todos los precios están calculados mediante valoración por múltiplos sobre los beneficios estimados teniendo en cuenta la capacidad de crecimiento de cada empresa y han sido ajustados con la valoración obtenida por descuento de flujos.
  • La empresa no es estática y el mercado donde trabaja tampoco. Los razonamientos que me llevan a fijar determinado precio objetivo, así como las posibles variaciones y los matices que condicionan el cumplimiento de los mismos, están explicados en los análisis de cada empresa recogidos en la web. LA ENTRADA ES LIBRE.
  • Deberían verse, no como el precio al que va a cotizar la empresa, sino como una oportunidad o un riesgo contenido en el precio de la acción. Cada inversor debe hacer su propio estudio y tomar sus propias decisiones de inversión.
  • Estos precios los actualizo todos los meses en base a la nueva información oficial que publican las empresas.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario