Mapfre: Estudio base

  • El sector es altamente competitivo y las empresas tienen que recurrir a otros argumentos para generar negocio. Su actividad son los seguros, pero su negocio procede de las inversiones.
  • Las inversiones proporcionan a Mapfre rendimientos muy estables, en cambio los resultados de los seguros le generan inestabilidad, especialmente por los siniestros extraordinarios en América (heladas en 2015, huracanes en 2017)
  • La mejor opción (o tal vez la única) que tiene Mapfre para hacer crecer sus resultados es introducir cambios en la forma de gestionar sus inversiones.

Mapfre tiene su domicilio social está en España, pero desarrolla su actividad en todo el mundo, teniendo presencia en los cinco continentes.

El sector asegurador es altamente competitivo, con gran número de aseguradoras que compiten en precios por los mismos clientes. Cuando alguna aseguradora intenta ofrecer un producto nuevo para diferenciarse,  los competidores rápidamente adaptan su oferta. Al competir en precios no es posible obtener beneficios significativos por diferencia entre los ingresos y gastos de su actividad, como ocurre en otros sectores. Las aseguradoras, por las circunstancias de su mercado, se ven obligadas a recurrir a otros argumentos para generar negocio.

El negocio de una empresa es lo que genera los beneficios y en Mapfre, estos no proceden de los seguros, sino de sus inversiones. Los seguros, podemos entenderlos, desde el punto de vista del inversor, como aquello que proporciona un suministro más o menos constante de dinero para que aumenten las inversiones y es a partir de ellas donde Mapfre obtiene sus beneficios.

Las empresas de seguros emiten las pólizas y normalmente las cobran al contado en el momento de ser emitidas, sin embargo los gastos y siniestros asociados a estas pólizas se producen durante el año siguiente al momento de la emisión de las mismas. Con las cantidades que ingresan por las pólizas que emiten, cubren prácticamente la totalidad de los siniestros más los gastos relacionados que se producen durante ese mismo año. Independientemente de lo anterior, las aseguradoras, necesitan mantener unas provisiones técnicas para garantizar el pago de los siniestros que puedan producirse.

Mapfre obtiene todos los años alrededor de 23.000 M€ en primas (33% en España) que va emitiendo durante todos los días del año y cobrándolas por anticipado, esto le proporciona la liquidez necesaria para hacer frente a su día a día. En Provisiones Técnicas tiene unos 48.000M€ a fecha 3T 2017. Las cantidades que no necesita para la actividad diaria, las tiene invertidas.

A fecha 3T 2017 las inversiones totales de Mapfre ascienden a 49.400 M€, incluyendo caja y todo tipo de inversiones. El conjunto de estas inversiones, le proporcionan un rendimiento anual de 2.000-2.100M€, lo cual supone algo más del 4%.

Este rendimiento de las inversiones totales de Mapfre es muy estable, desde 2007 ha oscilado entre el 4% y el 5% absolutamente todos los años, mientras los tipos de la deuda publica en España y Europa han tenido oscilaciones de, entre más del 7% (recordemos los tiempos de la prima de riesgo) y  los tipos negativos actuales.

De la misma forma que Mapfre emite pólizas de seguros en todo el mundo, sus inversiones están repartidas en todo el mundo. La renta fija gubernamental española es la que más peso tiene, pero solo asciende a 15.700M€ de los casi 50.000M€ que tiene invertidos. Mapfre vende poca renta fija, por lo que cobra los intereses a los tipos en que fue emitida hasta su vencimiento y los tipos negativos apenas le están afectando, pues solo la parte que vence en los países europeos (19.500M€ gubernamental y 8.000M€ Corporativa) que emiten a tipos negativos, es la que renueva a estos tipos y no necesariamente tiene el por qué renovar en el mismo tipo de deuda. Es importante considerar que, mientras hay países que emiten con tipos negativos, los hay que están emitiendo al 8% como Brasil que es el segundo país por volumen de inversión de Mapfre.

Las inversiones le proporcionan a Mapfre unos beneficios muy estables, pero es la siniestralidad extraordinaria y el resultado de Otros lo que provoca variaciones ocasionales en los resultados. De no producirse estos extraordinarios, el BAI (beneficio antes de impuestos) estaría en el orden de los 2.000-2.200M€ que descontados los impuestos y los minoritarios que en Mapfre tienen mucha importancia, debería obtener ahora mismo unos beneficios ordinarios por encima de los 1.000M€.

Este año, de la misma forma que en 2015 fueron las heladas en Massachusetts, ha habido huracanes en el litoral atlántico de EE.UU. y el Caribe. De la misma forma que en 2015 llevaron el ratio combinado por encima del 99%, en el 3T 2017 este ratio que nos informa de la parte de las primas cobradas que se destina al pago de los siniestros más los gastos relacionados con los mismos, está en 98,7%, cuando lo normal, sería que estuviera en 95-96% o incluso en el 93% como obtenía hace diez años.

En parte, los malos resultados obtenidos por Mapfre en el 3T 2017 se pueden achacar a los huracanes, pero eso no es lo único que ha sucedido.

Las primas imputadas de No Vida no han aumentado respecto al 3T 2016, en cambio los gastos que, en este caso pueden ser consecuencia de los huracanes, han aumentado en 165M€ y han llevado a Mapfre a obtener un resultado por los seguros de No Vida 163M€ menores a los obtenidos en el 3T 2016.

Las Primas imputadas por el seguro de Vida han aumentado unos 700M€, pero los resultados del seguro de Vida únicamente han mejorado en 90M€.

El resultado de los seguros, sin inversiones ha empeorado en unos 70M€ respecto al 3T 2016, lo cual supone un menor rendimiento del -31%.

Las inversiones tampoco han ido bien, el importe total de las mismas (a valor razonable) se ha reducido en 550M€ y los resultados de las inversiones que provienen de No Vida han bajado 90M€ (-15%). En las inversiones de Vida la reducción de beneficios ha sido de 62M€ (-5,8%). Al final el resultado de las inversiones se ha reducido en 150M€ lo que significa un descenso del -9%.

El resultado antes de impuestos baja un -17,3% que con impuestos y minoritarios llegamos a un beneficio neto imputable al grupo que ha bajado un -22,3% en el 3T 2017, respecto al 3T 2016, totalizando 444,6M€, cuando hace un año fue de 572,0M€.

Como vemos, este año, el menor resultado no solo es consecuencia de los huracanes.

 

Mapfre es muy buena opción para invertir a largo pues, salvo la siniestralidad extraordinaria a la que parece estar abonada últimamente, en general podemos considerarla una empresa tranquila, segura, con buenos dividendos y con inversiones crecientes, pero debería introducir más cambios en la gestión de sus inversiones.

En el informe del 3T 2017, dan como una novedad el aumento en las inversiones en renta variable. En realidad han pasado de tener en renta variable el 3,4% del total de sus inversiones, al 4%. Menos es nada, también han aumentado las inversiones en Fondos de Inversión (no necesariamente de RV), pasando del 3,3% al 4,7%.

Con la mejora de la situación económica en sus zonas operativas y algunos nuevos proyectos, como la nueva gestora Mapfre Asset Management, podrían aumentar sus posibilidades de obtener beneficios, pero en ningún caso lo harán de forma agresiva.

3 comentarios
  1. Alberto jose
    Alberto jose Dice:

    El hecho de que las inversiones o la renta fija este como esta,supongo que eso implica mayor caida de resultados en la parte de inversión,pero puestos asi va a vae un dia que den tesultados negativos y por lo tanto en valor contable e intrinsico caerá,quiero decir que no entiendo el precio objetivo que pones ,dado que va a menos?Gracias

    • jmdurba
      jmdurba Dice:

      El precio ya está descontando los tipos negativos, de no ser así estaría mas alto, fíjate que los resultados que está obteniendo son mayores en un 3,4% de los que había previsto y el PER 12,5 implica resultados planos. El nivel actual de resultados justifica mayores precios de los que se pagan. El problema en la bolsa española no son los resultados que sin ser brillantes son mejores de lo que descuenta la bolsa, el problema es el volumen que mueve. Cada vez hay menos dinero desde hace unos dos años y así no hay manera de que suban los precios.

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario