Amazon. Estudio Base

  • Amazon es una empresa global de comercio electrónico.
  • La capacidad de llegar un gran número de consumidores y oferentes de productos y servicios así como su capacidad para mover grandes volúmenes de mercancía, la convierten en una empresa con ventaja competitiva difícil de igualar.
  • Su ventaja le permite mantener un gran crecimiento en un mercado prácticamente ilimitado y generar una enorme cantidad de efectivo como consecuencia de las diferencias en los plazos de pago y los plazos de pago.
  • Su crecimiento no tiene límite en el mercado, en cambio tiene un límite interno que lo constituye su propia capacidad para adaptar su gestión y organización a los niveles de crecimiento que puede ofrecer el mercado.

Amazon es una empresa que da servicio en todo el mundo a consumidores, comerciantes y fabricantes, conectándolos de forma que puedan intercambiar sus productos o servicios. Para ello pone a su disposición una plataforma global y a su vez se ocupa de la logística, los cobros, el desarrollo de la plataforma, la publicidad, etc…

Los volúmenes que mueve son impresionantes de forma que en 2018 las ventas ascienden a 232.900M$ y tiene un crecimiento del 31% que mantiene durante los tres últimos años. Este crecimiento puede mantenerlo muchos años más, dado que trabaja en un mercado prácticamente infinito que (en teoría) puede abarcar todo el comercio mundial. La limitación no está en el mercado y el único freno que puede tener a su crecimiento, está en su propia capacidad interna para soportarlo.

Amazon trabaja con márgenes muy estrechos, sus resultados en términos relativos son bajos, con un beneficio neto sobre ingresos del 2-4%, no obstante en términos absolutos son resultados enormes (10.073M$ en 2018).

Los resultados tienen un gran crecimiento y es mucho mayor que sus ingresos pues, aunque las ventas “solo” crecen un 31% anual en estos últimos tres años y un 118% en el conjunto de los tres años, habiendo pasando de unos ingresos de 107.000M$ en 2015 a 232.900M$ en 2018, sus resultados han crecido un 1.600% en estos mismos tres años, pasando de 596M$ a 10.073M$.

Cuando se mueven cifras enormes, cualquier cambio, por insignificante que sea, en su estructura de costes, se traduce en cifras enormes.

Los gastos de estructura, de I+D, amortización, etc.. se mantienen en proporción al aumento de los ingresos, sin embargo el coste de los ingresos que en 2014 suponía el 70% de las ventas, en 2015 pasó a ser del 67% y en 2018 ya está en el 60%. En cuatro años se ha reducido un 10% y esto ha permitido que Amazon haya pasado de obtener márgenes de explotación del 0,2% en 2014 a tener un margen de explotación del 5,3% en 2018.

El coste de las ventas consiste en el precio de compra de los productos de consumo, los costes de contenido de medios digitales, los suministros de empaque, los costes relacionados con los centros de clasificación y entrega, así como los de transporte entrante y saliente.

Conforme aumenta el volumen, se optimizan las instalaciones y se obtienen mejores precios en las compras.

La evolución de los resultados es muy positiva, pero la gran ventaja de Amazon no es en los resultados donde se muestra, su gran ventaja de manifiesta en los flujos que genera.

Amazon, en la mayor parte de sus ventas, compra el producto y lo vende al consumidor, en muchos casos necesita almacenar el producto durante cierto tiempo hasta que le dé salida. Hay veces que hace de intermediario en la venta y por ello cobra sus comisiones, pero incluso en este caso, normalmente recibe la mercancía en sus centros para empaquetarla y entregarla y, por otro lado, normalmente es Amazon el que cobra la mercancía al cliente y la paga al proveedor.

Si situamos esta forma de proceder en el movimiento de flujos y tenemos en cuenta que la mercancía almacenada se mantiene en los mismos menos de un mes, que los cobros se producen en plazos menores al mes y que los pagos se producen en algo más de dos meses, tenemos que Amazon tiene un volumen de efectivo que le genera el circulante de 11.051M$, independientemente de que tenga más o menos beneficios.

El gran crecimiento, normalmente provocará que esta cifra aumente cada año pues, a mayores ventas mayores serán las diferencias en términos absolutos entre los cobros y pagos.

Dado que el mercado, en teoría es ilimitado pues, todo fabricante y comercial, en todo el mundo, puede ser su proveedor y todos los consumidores de todo el mundo desarrollado pueden ser sus clientes, su capacidad de crecer, partiendo de su posición actual desde la que llega a todo el mundo, es ilimitada y en consecuencia su capacidad para generar efectivo también lo es.

La limitación del crecimiento de Amazon no está en el mercado, tampoco está en las finanzas puesto a mayor crecimiento mayor generación de efectivo. Su limitación es interna pues, es difícil mantener su elevado crecimiento en la propia organización de la empresa, creando suficientes centros logísticos, formando suficiente personal para procesar todos los pedidos, controlar la calidad de todo el proceso, etc.. y todo ello debe hacerse sin perjudicar la imagen de buen servicio que quedaría dañada por una gestión deficiente de las entregas (productos de mala calidad, envases defectuosos, entregas tarde, mala atención en devoluciones, etc…).

Tal vez por eso Amazon, cuando Google ha anunciado que va a entrar este mismo año 2019 a competir en su mercado mediante Google Shopping y ha hecho acuerdos con grandes distribuidores (Walmart, Fnac, Carrefur, etc..) no le ha sentado mal a Amazon, incluso se ha alegrado pues, el mercado es ilimitado y pueden convivir perfectamente, colaborando para hacerlo más grande. Google entra con una formula distinta que posiblemente será mejor puesto que Google (al parecer) se encargará de los cobros y la logística correrá a cargo de estos grandes centros de distribución y con eso elimina la limitación interna que tiene Amazon y en consecuencia, su crecimiento queda libre, pero eso a Amazon, al menos de momento, no le perjudica porque el mercado se está creando y la entrada de Google ejercerá más presión en los consumidores para que compren más a través de internet, sumándose a la presión que ya ejercen Amazon y otros.

Amazon parece que está presente en todos los mercados, pero le queda mucho por hacer, sus ingresos proceden en un 69% de USA, donde crece un 33% anual. Alemania es su segundo mercado, el cual le proporciona el 8-9% de sus ingresos y crece un 18-20% anual. Reino Unido aporta el 6% de sus ingresos creciendo un 28% y le sigue Japón con el 6% de los ingresos, creciendo un 16%. El resto del mundo aporta un 10% de los ingresos y crece al 45-50%.

Para determinar el precio objetivo he tenido en cuenta las limitaciones internas y he estimado unas posibilidades de crecimiento del 33% para 2019 en ingresos y resultados. El crecimiento en ingresos se está manteniendo en el 30% durante estos últimos tres años y la optimización de los costes que le ha dado un crecimiento mayor en resultados del 230% en 2018 no lo veo sostenible, al ser consecuencia de una rebaja de tres puntos respecto a los de 2017 en los costes de las compras (que tiene un límite) y también a un menor pago de impuestos (solo ha pagado un 10%, cuando en años anteriores pagó un 20% y 37%) que es circunstancial.

No obstante por la gran cantidad de efectivo que genera, la valoración por flujos, estimada de forma conservadora (o al menos de forma no agresiva) ofrece cifras mayores que las obtenidas por múltiplos y en consecuencia las he adaptado ambas aplicando un PER 45 que pone en línea ambas valoraciones, con ello el precio objetivo obtenido ha sido de 1.228,50$/Acc que podría tener grandes variaciones porque el crecimiento puede tenerlas. Seguramente, en el caso de que se produzcan variaciones, será al alza.

Estas cifras se obtienen con un crecimiento muy exigente, pero en las circunstancias del mercado de Amazon y con su capacidad para adaptarse a las mismas, cualquier precio podría quedarse corto. La bolsa pone en valor crecimientos astronómicos que no los creo probables, pero no son imposibles y la bolsa es la bolsa.

2 comentarios
  1. jmdurba
    jmdurba Dice:

    Amazon da varios detalles sobre la procedencia de sus ingresos (por segementos, por paises, según donde se originan las ventas), pero ninguna incluye la nube de forma especifica. No creo que sea nada relevante cuando la consideran a parte.
    El 53% procede de los productos que vende directamente en tiendas online pero no especifica nada sobre las ventas en la nube.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario