GESTIÓN DE CARTERAS. Skin in the game.

Esta es una breve descripción de mi trabajo en relación al apoyo a la gestión de carteras mediante el análisis de empresas y el debate, implicándome y alineándome totalmente con los intereses del inversor.

 

  • Conocer en profundidad el negocio de la empresa donde se invierte y sus posibilidades de futuro, evitando riesgos y en la media de lo posible, mejorando la rentabilidad de la cartera.

Doy soporte de análisis a un reducido número de inversores, con el fin de obtener un mejor conocimiento del funcionamiento y posibilidades de cada empresa que sea objetivo de inversión, para que el inversor pueda mejorar la gestión de su cartera, evitando riesgos y en la medida de lo posible, aumentando la rentabilidad de la misma.

 

  • Trabajo en equipo con el inversor, analizando y debatiendo sobre las distintas opciones de inversión. Partiendo del análisis de la información, trato de aportar la seguridad y confianza necesarias para que el inversor pueda tomar sus propias decisiones de inversión, sin tener que delegar la gestión de su dinero.

Trabajo en equipo con cada inversor de forma personalizada, analizando y debatiendo sobre las empresas propuestas, hasta conseguir el convencimiento necesario y suficiente para que el inversor tome sus propias decisiones de inversión.

Mediante el seguimiento periódico de las empresas de la cartera, evitamos sorpresas.

Desde ambas partes se efectúan propuestas de nuevas empresas a analizar y debatir.

Aunque el objetivo está en las cotizadas, el tiempo y la relación provocan que los debates, a veces, se orienten hacia otros negocios o incluso hacia la propia empresa del inversor.

 

  • Comunicación permanente y atención personalizada: Me centro en un reducido número de inversores en base a unas condiciones y objetivos previamente acordados.

La comunicación es permanente, utilizando de forma combinada diversos medios: presencial, Email, teléfono, etc…

En ningún momento tengo acceso, de ninguna forma, a la cuenta del inversor.

No gestiono, ni asesoro, analizo las empresas propuestas y me centro en el debate personal con el inversor para determinar las posibilidades de cada empresa analizada. Todo ello, desde el punto de vista fundamental.

 

  • Intereses totalmente alineados con el inversor: Honorarios variables y totalmente dependientes de los resultados de la cartera.

Normalmente trabajo con carteras de entre 100-500K.

Aunque hay un procedimiento establecido con unas condiciones generales, absolutamente todo es negociable, incluso el importe de la cartera.

Mis honorarios son variables en su totalidad y se fijan mediante un porcentaje sobre la rentabilidad de la cartera de forma que, si es positiva cobro y en el caso contrario, asumo el mismo porcentaje.

Este porcentaje, como todo, es negociable, tanto al inicio como durante el tiempo que dure la relación.

Normalmente el porcentaje es menor conforme el importe de la cartera es mayor y se va adaptando con el tiempo, tanto si la cartera aumenta como consecuencia de nuevas aportaciones, como si lo hace por acumulación de ganancias.

 

Esto es a lo que me dedico desde hace algunos años, si te interesa y piensas que te sentirías cómodo invirtiendo de esta forma, puedes ponerte en contacto cuando quieras.

La relación se basa totalmente en la confianza. Si coincidimos en buena medida en la forma de entender la inversión y ambos llegamos a la convicción de que somos capaces de colaborar en confianza y sumar, seguro que llegamos a un acuerdo.